Qué pasa si hecho por la fuerza a los okupas

Índice
  1. ¿Qué pasa si echo a un okupa de mi casa a la fuerza?
    1. ¿Es legal echar a los okupas por la fuerza?
    2. ¿Qué leyes se aplican a los okupas?
    3. ¿Qué ocurre si un okupa es desalojado de una propiedad?

¿Qué pasa si echo a un okupa de mi casa a la fuerza?

En primer lugar, es importante destacar que los okupas, aunque no sean propietarios del inmueble, son personas como las demás. Aunque sean desconocidos para el propietario, su situación ser tratada con la mayor humanidad y respeto posible.

Contexto jurídico

En este sentido, hay un entorno jurídico que regula el desalojo inmediato, que no permite la fuerza. Por ello, el propietario de un inmueble al que ha llegado un okupa tiene que solicitar un desahucio exprés.

En este caso, el propietario debe acudir al juzgado de guardia, habiendo solicitado previamente una certificación de la propiedad de la vivienda en cuestión. Existen dos tipos de desalojos, uno de urgencia si el okupa es un desconocido y, otro llamado "desalojo por incumplimiento" si el okupa es conocido.

Consecuencias del uso de la fuerza

Ver másCuánto se tarda en echar a un inquilino sin contrato

No obstante, si el propietario decide hacer uso de la fuerza para desalojar a los okupas, tiene que ser consciente de los riesgos que conlleva. Algunas de las consecuencias pueden ser multas económicas, el impago de facturas, daños acumulados y problemas legales. De hecho, es importante señalar que algunos propietarios han sufrido condenas penales por hacer uso de la fuerza.

Recomendaciones

En vista de lo anterior, es fundamental que el propietario siga los pasos recomendados por un profesional de la ley. Además, es necesario que siempre se opte por tratar con el mayor respeto a los okupas, ya que se trata de personas sin un refugio seguro.

Finalmente, es importante subrayar que para llevar a cabo un proceso de desalojo de okupas de forma legal y segura, es recomendable recurrir a servicios especializados, como EcoServicios que pueden ayudarle a solventar este tipo de situaciones.

El autor de este artículo es EcoServicios.

Ver másCuando alquilo un piso tiene que estar limpio

¿Es legal echar a los okupas por la fuerza?

No, no es legal echar a los okupas por la fuerza. La única forma legal de desalojar a los okupas es a través de un procedimiento legal. Es necesario presentar una demanda ante el tribunal competente y obtener una orden de desalojo, luego enviar un agente de la ley a cumplir la orden. Si se hace uso de la fuerza para desalojar a los okupas, se pueden enfrentar diversas consecuencias legales graves y económicas.

Tampoco es válido el uso de coacción o intimidación para conseguir que abandonen la vivienda o propiedad ya que son delitos tipificados por el código penal, por lo tanto si se ejecutan dichas acciones retrotraen consecuencias penales.

fuerza okupas

¿Qué leyes se aplican a los okupas?

La Ley de Arrendamientos Urbanos es la norma que regula la okupación en España. Esta Ley establece, entre otras cosas, que el inquilino debe pagar el alquiler en un plazo de dos meses de la firma del contrato de alquiler. En caso de impago, el propietario puede solicitar la desalojo judicial.

Además, establece una indemnización, que va desde el equivalente a dos meses de alquiler hasta dos años, según el tiempo de permanencia en el inmueble. Otra ley que podría aplicarse es el Código Civil, que prevé el derecho de propiedad y el de posesión actual ole los bienes afectados.

Ver másQué te puede pasar si te pillan enganchado a la luz

¿Qué ocurre si un okupa es desalojado de una propiedad?

Si un okupa es desalojado de una propiedad, los propietarios pueden demandar al okupa por el pago de los alquileres y otras deudas de alquiler atrasadas. También pueden buscar daños y perjuicios por cualquier daño causado por el okupa. Además, en muchos casos, la policía puede ser llamada para llevar a cabo el desalojo incluso si el propietario no ha presentado una demanda, en caso de presenciar el delito flagrante de allanamiento de morada durante las primeras 48 h tras la okupación de la propiedad.

Subir