Qué pasa si el inquilino no se quiere ir

Índice
  1. ¿Qué hacer si el inquilino no se va?
    1. ¿Qué posibilidades hay cuando el inquilino no se quiere ir?
    2. ¿Es buena idea negociar con el inquilino?
    3. ¿Qué recomendaciones se pueden hacer?
    4. ¿Qué pasa si el inquilino no paga el alquiler?
    5. ¿Qué recursos legales tiene el propietario para recuperar el alquiler impago?

¿Qué hacer si el inquilino no se va?

Problemas frecuentes en la relación entre arrendador y arrendatario: En ocasiones, la relación entre los propietarios y los alquilados no es la mejor y genera situaciones problemáticas para ambas partes. Entre las que se incluyen las citas incumplidas, el impago de los alquileres o la recisión unilateral del contrato.

No obstante, una de las situaciones más complicadas con la que se pueden enfrentar los dueños de un inmueble, es la de un inquilino que no se quiere ir cuando concluye el plazo del contrato.

¿Qué posibilidades hay cuando el inquilino no se quiere ir?

    • Negociación con el inquilino: En primer lugar, la negociación con el inquilino es una buena forma de llegar a un acuerdo. Si no hay una causa específica para la desvinculación o bien el inquilino está dispuesto a cumplir con los compromisos pendientes, siempre se puede llegar a una solución.
    • Solicitar una orden de desahucio por la vía judicial: No obstante, si no hay posibilidad de negociar o la situación es desesperada, el dueño de la propiedad puede solicitar una orden de desahucio. El proceso concluye cuando el juez emite la orden de desahucio, la cual el inquilino debe acatar. En ocurrencia de lo contrario los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado desalojarían el inmueble utilizando la fuerza si es necesario.

¿Es buena idea negociar con el inquilino?

Indudablemente, negociar con el inquilino siempre es una buena opción. En primer lugar, porque obtendrá mejores resultados si se llega a acuerdos amigables en lugar de procedimientos judiciales costosos, lentos e incómodos. Por otro lado, los tiempos judiciales suelen ser lentos, lo cual puede repercutir de forma negativa en el proceso de realquilar el inmueble o venderlo.

Ver másDónde hay menos okupas en España

¿Qué recomendaciones se pueden hacer?

En definitiva, al alquilar un inmueble, ambas partes deben acordar los detalles del contrato y cumplir con sus respectivas obligaciones. De esta forma, se evitarán situaciones complicadas como la de un inquilino que no se quiere ir. Si, por el contrario, llega a darse tal situación, lo ideal es recurrir a una solución amigable como la negociación.

    • Recomendaciones:
  • Cumplir con los compromisos adquiridos en el contrato.
  • Negociar con el inquilino para llegar a acuerdos.
  • Recurrir al desalojo judicial cuando sea necesario.
  • Solicitar asesoramiento de expertos en materia de alquileres.

El artículo ha sido escrito por EcoServicios.

Soluciones Resultados
Negociación con el inquilino. Posibilidad de llegar a acuerdos amigables.
Solicitar una orden de desahucio. El inquilino se verá obligado por la fuerza legalmente a desalojar el inmueble.

¿Qué pasa si el inquilino no paga el alquiler?

Si el inquilino no paga el alquiler, el propietario puede presentar una demanda por desahucio. Esto le permitirá al propietario recuperar el alquiler atrasado y obtener el control de su propiedad. Si se otorga el desahucio, el inquilino tendrá que abandonar el inmueble y pagar los alquileres atrasados con los intereses.

Ver másQué se puede hacer con los okupas

Si el inquilino no paga el alquiler de su acuerdo, el propietario también puede cobrar sus costos de abogado y cualquier otro costo relacionado con el desahucio.

¿Qué recursos legales tiene el propietario para recuperar el alquiler impago?

1. Interponer una demanda civil: el propietario puede demandar al inquilino en tribunal para recuperar el impago del alquiler. Esto le permitirá obtener una sentencia a su favor y, a continuación, presentar una solicitud de embargo de bienes para recuperar el adeudo total.

2. Notificación de desalojo: El propietario también puede presentar una demanda por desalojo por alquiler impago. Esto requiere que el propietario presente la demanda, ciertos documentos y una tarifa de desalojo al tribunal. Si el tribunal concede la petición, el propietario obtendrá una orden de desalojo para desalojar al inquilino de la propiedad.

Ver másCuánto tarda en ejecutarse una orden de desalojo

3. Negociación de reembolso: El propietario también puede intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con el inquilino para recuperar el alquiler impago. Esto puede incluir opciones como el pago de una cantidad menor, un calendario de pagos o incluso una reducción de la renta mensual.

Subir